Vivimos y trabajamos en contacto constante con el medio ambiente y la madera, en el mismo espacio natural, saludable y ecológico que buscamos en nuestras viviendas.

Pensamos, vivimos y construimos con madera… ningún otro material ofrece propiedades tan variadas: natural, vivo, respetuoso con su entorno y adaptable a todo tipo de propuestas constructivas. Como empresa constructora, además de experiencia, capacidad tanto técnica como humana para desarrollar nuestro trabajo te ofrecemos un valor añadido: la proximidad con nuestros clientes. Desde tus primeras ideas, los primeros diseños y durante todo el proceso de construcción te acompañará el mismo equipo de personas. 

 

Intentaremos fascinarte con las infinitas posibilidades que nos ofrece la madera, buscaremos las mejores soluciones constructivas para tu proyecto, al mismo tiempo que optimizaremos al máximo todos los detalles: selección de materiales, plazos de ejecución, etc. Construimos tu hogar siguiendo los métodos de construcción tradicionales de la madera, utilizando tecnología avanzada, para ofrecer la máxima calidad.

¿Por qué construir con madera?

La madera ha sido un material tradicional empleado en la edificación que, en las últimas décadas, ha experimentado una auténtica revolución. La homogeneización del material y la clasificación por resistencias del mismo hacen posible que el técnico de la construcción tenga garantías de comportamiento de la madera similares a las que aportan materiales normalizados como el acero. Ahora ya hablamos de la madera técnica para la construcción.

 

La madera presenta una serie de propiedades que la hacen muy adecuada para la construcción:

  • requiere poco gasto energético para su fabricación, transporte y puesta en obra.

  • es fuerte, flexible ,ligera y con una buena relación resistencia/peso. Sus cualidades estáticas combinadas con una estructura apropiada son insuperables. El milagro constructivo reside principalmente en la propia microconsistencia de la madera. Tiene una estructura tubular hueca, compuesta por celulosa y lignina, que le confiere gran resistencia a la tracción y a la compresión.

  • su comportamiento ante el fuego es predecible. Los edificios de madera son muy seguros en caso de incendio debido a:

- su baja conductividad térmica

- su carbonización superficial

- su dilatación térmica inapreciable

- sus gases de la combustión no tóxicos

  • con el diseño y ejecución adecuados las soluciones constructivas con madera pueden llegar a ser muy durables.

  • es fácilmente manejable y mecanizable.

  • permite realizar montajes de forma rápida, limpia y en ausencia de agua.

Confort y salud

Las casas de madera proporcionan una agradable sensación de confort. La madera, gracias a su composición tiene la capacidad de regular la humedad y la temperatura ambiente, así como de filtrar y depurar el aire. No se carga electrostáticamente y absorbe la radioactividad natural.

La madera  aporta mejores cualidades como aislante térmico y acústico que otros materiales tradicionales, lo que hace  que se reduzca el consumo de energía en el uso de los edificios.

Vivir en casas con madera en su interior y estructura contribuye de forma eficaz a mejorar nuestra  salud  al mejorar las condiciones de clima interior ( regulación de temperatura y humedad relativa), acústicas (al reducir las reverberaciones) y hasta emocionales derivadas de la sensación de contacto con productos naturales, absorción de radiaciones electromagnéticas, etc

Sistemas constructivos

Entramado ligero

Consiste en una trama de elementos lineales de madera de pequeña escuadría ( de 45 / 60 mm de espesor) colocados  unos de otros  a un intereje no superior a 600 mm y arriostrados, normalmente, mediante tableros estructurales . El sistema funciona como una estructura espacial formada por la unión de las estructuras de muro, forjado y cubierta. Aunque procede del entramado pesado, se trata de una nueva concepción estructural. Las cavidades que deja el entramado permiten el paso de instalaciones y el relleno con aislante. Este sistema se emplea para muros, forjados y cubiertas.

Entramado pesado

Consiste en una trama de elementos lineales de madera (aserrada o laminada) de gran escuadría ( aprox. a partir de 80 x 100 mm) unidos entre sí hasta formar un conjunto indeformable. La estabilidad de la estructura se basa en dos principios : los ensambles en las uniones y la triangulación para arriostramiento de sus miembros. Con este sistema, a diferencia del sistema de entramado ligero, sólo se forma la estructura, por lo que el cerramiento debe completarse con otros materiales. Este sistema se emplea para muros, forjados y cubiertas.

CLT

Son tableros contralaminados de madera similares a las vigas laminadas pero desarrollados en formato plano en lugar del lineal. Estos tableros pueden funcionar a modo de losas debido a su variedad de espesores que pueden ir desde los 70 mm hasta los 500 mm. Existen diferentes formatos pero todos ellos pueden ser utilizados como losa para suelos, muros de carga, techos, etc. Se presenta en una gran variedad de formatos y calidades según el fabricante. Su estabilidad geométrica es destacable, pero lo más importante es la rapidez de montaje que permite este producto. Este sistema se emplea tanto para fachadas como para particiones, forjados de plantas  y cubiertas.

HNT

Sistema para forjados con  bloques de madera machihembrada, que se caracteriza por una alta resistencia y rigidez y una instalación fácil y rápida. Este sistema lo empleamos eficazmente en rehabilitación de edificios y en obras de difícil acceso para otros sistemas constructivos.